Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros que analizan el uso del mismo con la finalidad de mejorar nuestros contenidos y su experiencia como usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. No obstante, puede Ud. permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en el mismo. Encontrará más información en el siguiente enlace política de cookies

La SEDO advierte de los riesgos de usar las férulas de descarga que se venden en farmacias

Las presuntas férulas para el tratamiento del bruxismo que se venden en farmacia no solo no son eficaces, sino que incluso pueden ser contraproducentes, ya que las férulas no sólo tienen que adaptarse a los dientes, sino que deben estar perfectamente ajustadas para que hagan su función correctamente, y además debemos tener en cuenta no todos los problemas de síndrome de la ATM, desgaste dental o dolor orofacial son tratables con estas férulas, por lo que usarlas puede empeorar la situación.

Por otra parte, al estar fabricadas con materiales no apropiados se favorece ese apretamiento dental que se pretende evitar.

 ferula descarga

La Sociedad Española de Ortodoncia ya expresó hace unos meses su preocupación por la venta de presuntas férulas contra el bruxismo a través de internet, y vuelve a hacerlo ahora a raíz de la comercialización en farmacias de unas férulas que se publicitan asegurando que no necesitan de un especialista para su personalización porque, supuestamente, se pueden adaptar en casa con ayuda de agua caliente. Por ello, desde la SEDO recordamos que una férula de descarga siempre ha de estar recomendada, diseñada siguiendo las indicaciones de un ortodoncista u odontólogo, ajustada después del diseño, y posteriormente revisada por este mismo profesional. No se trata únicamente de que se adapte a la dentadura del paciente, sino que un ortodoncista irá haciendo ajustes encaminados a que el cóndilo de la mandíbula esté bien posicionado (debe estar lo más atrás y arriba posible dentro de la articulación) y que existan contactos equilibrados correctamente al morder con la férula para que esta continúe realizando su función correctamente. Esos ajustes progresivos se hacen para que el cóndilo acabe en el sitio que tiene que estar, para evitar las molestias que generan por el desplazamiento que suele darse en el cóndilo mandibular en los bruxistas y para mantener relajada la musculatura de la cara y del cuello.

La SEDO advierte que en ningún caso deben usarse férulas de descarga que no hayan sido prescritas por un dentista u ortodoncista, y ajustadas a la anatomía del paciente atendiendo a las indicaciones pautadas por el especialista. Es el odontólogo u ortodoncista el único que debe realizar un diagnóstico correcto, nunca el propio paciente que se autodiagnostica, ni cualquier otro profesional. En el tratamiento de los síntomas del bruxismo no siempre son necesarias las férulas de descarga y hay pacientes que no pueden llevarlas, por lo que solo un ortodoncista u odontólogo puede prescribir su uso.

¿Cómo son las férulas de descarga eficaces?

Las férulas de descarga deben de estar hechas con un material acrílico auto o termopolimerizable duro. Los materiales blandos (como las resinas blandas con las que se fabrican las presuntas férulas vendidas por internet o en farmacias) favorecen el apretamiento dental incitando al paciente a morderlas.

Deben diseñarse y fabricarse de forma personalizada y teniendo en cuenta la dentadura de cada paciente, por lo que es imprescindible que el dentista tome las medidas, las envíe a un laboratorio de prótesis con las indicaciones pertinentes para la creación del molde. Normalmente se crean tomando impresiones de la mordida del paciente con un material llamado alginato que se endurece manteniendo la forma de la mordida, aunque actualmente cada vez es más frecuente el escáner intraoral (una cámara que graba los dientes para posteriormente poder analizar la boca en 3D en el ordenador).

Es aconsejable que el ortodoncista o dentista envíe al laboratorio de prótesis los modelos montados en el articulador para su realización óptima, o con el escáner intraoral, idealmente superpuesto en el CBCT (TAC del cráneo). Así se facilita la consecución de una altura adecuada en la posición que el ortodoncista considere mejor, lo que facilitará que tenga el grosor adecuado y se ahorrará tiempo a la hora de ajustarla en la boca del paciente, evitando que pueda llegar a perforarse durante este proceso.

Las férulas de descarga no deben presionar ni los dientes ni los tejidos blandos de la boca. Deben de estar completamente pulidas y ser completamente planas, sin las huellas de las piezas dentales que chocan contra la férula para que, además de proteger los dientes, permita la máxima libertad de movimientos de la mandíbula, permitiendo así relajar toda la musculatura de la cara y cuello.

Las férulas de descarga deben cubrir todas las piezas de la arcada sobre la que se van a colocar para evitar la extrusión de las mismas.

 

¿Cuándo deben usarse las férulas de descarga? 

Las férulas de descarga son uno de los tratamientos más habituales y eficaces para el tratamiento del bruxismo y para el alivio de los síntomas de algunos problemas de la articulación temporomandibular. Interponer dicha férula entre los arcos dentales del paciente evita que continúe el desgaste dental por fricción mecánica entre la superior y la inferior. El uso de estas férulas suele ser nocturno, ya que es cuando el paciente duerme cuando habitualmente se producen estos movimientos involuntarios que pueden provocar fracturas en los dientes y/o dolor en la articulación temporomandibular.

En términos generales podríamos decir que las férulas de descarga relajan la mandíbula, protegen los dientes y la mandíbula de los efectos del bruxismo, minimizan las consecuencias del bruxismo respecto al ligamento periodontal (la estructura que rodea al diente, tiene unas fibras propioceptivas que hacen que inconscientemente se abra la boca en caso de presión excesiva y que los bruxistas tienen sobre cargado y a penas funciona como sistema de defensa) y buscan que el cóndilo mandibular se sitúe en la posición más adecuada (al apretar los dientes sufre tambien la articulación temporomandibular, sobre todo el cóndilo y el disco mandibular, que tienden a desplazarse provocando molestias).

Es el ortodoncista el que debe indicar si el paciente mejorará dichos síntomas con una férula de descarga o no, y también las horas que debe llevarla puesta. Lo habitual es durante el sueño, ya que la mayoría de los bruxismos son nocturnos (y además suelen generar más problemas porque son más difíciles de controlar), pero también hay quien aprieta o rechina los dientes durante el día. 

Depende de los casos, por eso es tan importante que sea un ortodoncista u odontólogo el que prescriba su uso, de las indicaciones, y supervise su utilización.

Una de las principales consecuencias del bruxismo es el desgaste del esmalte, lo que además de crear problemas de salud oral, puede provocar molestias e incluso dolor bucal. También puede llegar a provocar fracturas y astillamiento de las piezas dentales hipersensibilidad y dolor dentario, así como sobrecarga muscular.

Cuando la férula de descarga se utiliza para paliar algunos de los síntomas del Síndrome del ATM o articulación temporo-mandibular (la articulación que une la mandíbula con el resto del cráneo), solemos recomendar a los pacientes que las lleven puestas el mayor número de horas posible si su trabajo se lo permite, ya que el objetivo es aliviar esa presión que se produce sobre la ATM que puede provocar dolores de espalda, cuello, cabeza e incluso oído. 

De hecho, la disfunción de la ATM, es la causa de dolor facial más frecuente después del dolor de origen dental, así como de dolor preauricular con irradiación temporal y maxilar, de carácter crónico. De ahí que tantas personas usen hoy en día férulas de descarga.

 

La importancia de las revisiones periódicas

Es muy importante acudir a las revisiones de las férulas. Y éste es uno de los motivos por los que el paciente no debe “autodiagnosticarse” ni usar una férula comprada por internet o en una farmacia sin supervisión. 

Una vez que la férula se entrega al paciente perfectamente ajustada, es importante que el ortodoncista le facilite las indicaciones necesarias para que la férula sea eficaz y pautarle revisiones, ya que una férula incorrectamente ajustada no va a realizar su función correctamente, e incluso podría ser perjudicial para el paciente.

A la semana de su colocación es necesario asegurarse de que la férula se ajusta perfectamente a la boca del paciente, que permite el contacto oclusal perseguido y no está presionando ninguna pieza dental. En ese primer ajuste deberá valorarse la sintomatología del paciente para descartar un problema de trastorno temporomandibular, que puede requerir otro tipo de intervenciones adicionales.

Al mes siguiente de la colocación deberá revisarse de nuevo para vigilar el ajuste de la férula y después será el especialista el que paute la frecuencia de las revisiones, que en función del problema a tratar pueden ser mensuales, trimestrales, semestrales o anuales.

Si el paciente que está usando férulas de descarga no ha seguido las indicaciones del dentista u ortodoncista y pasa un periodo de tiempo sin usar su férula, es posible que al volver a ponérsela no se ajuste y note molestias. En ese caso será necesario que pida cita en la clínica para que sea este profesional el que la ajuste nuevamente.

Sociedad Española de Ortodoncia

C/Colombia, 31, bajo dcha
28016
Madrid
España
T: 91 344 19 58
Enviar Mail Ver mapa más grande