La Ortodoncia: estética, funcionalidad y salud

La ortodoncia en la actualidad es una opción que cuenta con mucha demanda entre los pacientes, debido sobre todo, a que existe una mayor conciencia de la importancia de la salud en general y la salud oral en particular, pero también a que, cada vez más, la ortodoncia no tiene edad y las nuevas técnicas y modernos tratamientos posibilitan alternativas para satisfacer diferentes necesidades. Aunque es un hecho que el motivo que dan muchos pacientes para acudir a una clínica de ortodoncia es mejorar la estética de la sonrisa, no se puede perder de vista que es una disciplina sanitaria, un tándem entre funcionalidad y estética sin olvidarnos de la salud.

 

Estética y funcionalidad

La salud, una prioridad en ortodoncia

Un tratamiento de ortodoncia persigue el buen alineamiento de los dientes y normalizar la posición y el tamaño del maxilar y la mandíbula. De este modo, mejora de forma sustancial actividades comunes como masticar, hablar, etc.

Al funcionar bien, los dientes no se estropean tanto y se mantienen saludables, lo que asegura una larga vida a la dentadura. Unos dientes bien alineados, no sólo mejoran la estética de la sonrisa sino también la salud bucodental.

La ortodoncia mejora la higiene oral, ya que unos dientes bien alineados permiten un mejor cepillado. Es por ello que una correcta alineación de los dientes contribuye a prevenir y remediar problemas como la enfermedad de las encías, que repercute directamente en la salud general y que puede llevar, en sus estados más graves, a la pérdida de dientes o incluso del hueso.

También sirve para corregir una mala oclusión, que origina problemas tan diversos como el Síndrome de la ATM (que puede causar dolor de cabeza, cuello, oído, espalda…), dolor facial, problemas de digestión, desgaste dental incorrecto, problemas de pronunciación…incluso puede mejorar la respiración en algunos casos.

Los paladares que son excesivamente estrechos, pueden provocar que la dentadura crezca hacia delante. Al ser el paladar el suelo de la nariz, si es demasiado afilado, la capacidad de la nariz será menor (porque se queda estrecha y pequeña), impidiendo que se respire correctamente. Además, los labios no sellan bien al dormir, por lo que pueden aparecer problemas de descanso.

En resumen, la ortodoncia es una especialidad que va irremediablemente ligada a la funcionalidad y a la estética, pero, es a la vez coadyudante de más disciplinas para conseguir buenas relaciones oclusales y una armonía en la sonrisa. 

 

Sociedad Española de Ortodoncia

C/Colombia, 31, bajo dcha
28016
Madrid
España
T: 91 344 19 58
Enviar Mail Ver mapa más grande