La SEDO advierte de los riesgos de los grills o grillz

Hay tendencias de apariencia inofensiva, que pueden ser muy perjudiciales para la salud bucodental. Es el caso del resurgir de los grills o grillz.

Desde el lanzamiento de su último single, A Palé, en el que sorprendió a todos con una estética totalmente diferente, la cantante Rosalía realiza todas sus apariciones públicas luciendo estos complementos que se ponen sobre los dientes. Los ha llevado en la gala de los 40 Music Awards, en los aclamados Grammy Latinos y su último vídeo. 

No hay duda que la cantante catalana tiene muchos seguidores que imitan su particular estilo, por ello resulta importante advertir de los problemas que puede acarrear esta moda. Los grills dentales, también conocidos como “grillz”, provienen de la cultura del hip hop, dónde empezaron a usarse en los años 80 considerándose un símbolo de estatus social y riqueza.

grillz riesgos 

Más allá de nuestras fronteras, famosos como Miley Cyrus, Rihanna, Beyoncé, Katy Perry o Madonna ya han lucieron grills en más de una ocasión para adornar su sonrisa. Se trata de unas coronas metálicas que adornan uno o varios dientes. Suelen estar hechas de oro, plata u otros metales preciosos, con brillante o incluso de colores. 

Existen diversas modalidades, pueden ser fijos o removibles. Los grillz fijos requieren una preparación previa de los dientes, en la que hay que proceder al desgaste de la superficie dental para luego adaptar sobre ésta la corona decorativa. 

Los grillz removibles pueden ser hechos a medida mediante una impresión dental o pueden comprarse con forma estándar que difícilmente adapta en forma y tamaño al diente original.

Los inconvenientes para la salud bucodental de los grills tienen que ver tanto con las posibles reacciones alérgicas a los metales empleados para su confección, como con la proliferación de bacterias en los mismos.

Los grills facilitan la acumulación de placa y caries ya que las partículas de comida y bacterias se pueden acumular entre los dientes y estos. 

Un grill puede causar abrasión de los dientes que lo rodean. Del mismo modo, el uso prolongado los grills puede decolorar  o teñir los dientes, dependiendo del material del que estén hechos.

Por otro lado, si no están correctamente adaptados puede provocar trauma, fracturas, e incluso problemas como la gingivitis, enfermedad periodontal o recesión de las encías (principales causas de pérdida de piezas dentales en adultos)

Es importante puntualizar que la colocación de estas coronas puede limitar la capacidad de realizar una mordida correcta o alterar la oclusión de la boca lo que conllevaría una posición forzada de la mandíbula causando lesiones tanto en los músculos faciales como en las articulaciones. 

Desde la SEDO recomendamos que antes de seguir este tipo de modas se consulte a un especialista para evitar poner en riesgo la salud bucodental.

 

Sociedad Española de Ortodoncia

C/Colombia, 31, bajo dcha
28016
Madrid
España
T: 91 344 19 58
Enviar Mail Ver mapa más grande