La ortodoncia puede solucionar algunos dolores de espalda, cabeza, cuello u oídos

Cansancio, problemas de sueño, mareos, vértigo, hormigueo en los brazos, dolor en diversas zonas de la cabeza (sienes, frente, ojos, cuello, nuca...), zumbidos en los oídos, o destellos en la vista, son algunos de las consecuencias del Síndrome de la Articulación Temporomandibular. Esta unión entre la mandíbula y el cráneo (ATM) se mueve al masticar, pero también se mueve cada vez que hablamos o tragamos, por lo que es una de las articulaciones del cuerpo que más trabajo realiza.

Su disfunción se produce cuando las articulaciones están sometidas a una presión excesiva por una mala alineación o por mal funcionamiento de los dientes, los músculos y mandíbula.

 sindrome atm

 

Algunos de los síntomas más comunes del Síndrome de la ATM son:

 

-          Chasquidos o chirridos al abrir o cerrar la boca

-          Disminución de la capacidad de abrir o cerrar la boca

-          Dificultad o molestia al morder o masticar

-          Dolor de oídos

-          Dolor facial sordo en la cara

-          Dolores de cabeza

-          Dolor o sensibilidad en la mandíbula

 

 

Muchos pacientes sufren alguno o varios de estos síntomas y no lo relacionan con una mala mordida, a pesar de que esos dolores constantes pueden llegar a ser muy incapacitantes. La ortodoncia es uno de los tratamientos que sirven para solucionar este problema y hacer que los dientes encajen correctamente.

 

La inflamación de la ATM puede causar dolor en diferentes zonas por la contractura muscular que se origina al masticar. Puede llegar a ser tan severa que se irradia al resto del cráneo. Incluso puede extenderse descendiendo hasta el cuello y prolongarse a la espalda

Si a esta contractura originada en la articulación temporomandibular se le añade el estrés, puede agudizarse el problema, ya que puede provocar una tensión muscular masticatoria que origina el bruxismo (apretamiento o rechinamiento dental que suele ser nocturno, pero, en algunos casos, también puede ser diurno).

 

Aunque aún hay muchas personas que aún vinculan la ortodoncia únicamente a la estética, la posición dental tiene una gran incidencia en la salud del resto del organismo. No hay que olvidar que, funciones tan importantes como la respiración, el olfato, la visión, audición… tienen lugar en la cabeza, y cualquiera de ellas puede verse alterada por el sistema masticatorio, ya que los órganos implicados en ellas están interconectados a nivel nervioso. 

Por ejemplo, una alteración en la respiración puede influir sobre el desarrollo de los arcos dentales y causar apiñamiento dental. Un niño que respire constantemente por la boca verá afectado el crecimiento de su cavidad oral. 

Así, cuando la mandíbula se desplaza a causa de una mala posición dental, causa una respuesta muscular que puede provocar contracturas o tensión en el cuello o la espalda. Un estudio publicado por El Dentista Moderno puso de manifiesto que un 30% de las cefaleas tiene su origen en la cavidad oral, por mala oclusión de la mandíbula. 

 

Con un tratamiento ortodóncico se consigue que encajen bien los dientes superiores con los inferiores, lo que evita, entre otras cosas, que se vayan desgastando inadecuadamente y se vaya cargando la articulación temporomandibular.

 

Un ortodoncista puede diagnosticarlo y decidir el tratamiento más adecuado. Las férulas de descarga pueden resolver algunos casos, la ortodoncia otros, y en algunos casos es necesario un tratamiento combinado de ortodoncia con cirugía ortognática.

 

De no tratarse, con toda probabilidad irán incrementándose los dolores, y también pueden aparecer nuevos síntomas como chasquidos de la mandíbula al comer o bostezar.

Sociedad Española de Ortodoncia

C/Colombia, 31, bajo dcha
28016
Madrid
España
T: 91 344 19 58
F: 91 344 00 66
Enviar Mail Ver mapa más grande