Recomendaciones de la SEDO para cuidar la sonrisa en Navidad

Los cambios de rutina propios de la Navidad no pueden ser una excusa para descuidar el cuidado de la boca, porque los problemas orales no descansan ningún día del año.

La Sociedad Española de Ortodoncia ha elaborado unas sencillas claves para cuidar de la sonrisa estas fiestas:

 salud oral

- Reduce en lo posible en consumo de azúcar. No hay que renunciar completamente a los dulces típicos navideños, pero sí de intentar no abusar. 

Si se lleva ortodoncia o implantes hay que evitar el turrón duro, las peladillas o las garrapiñadas, ya que puedan dañar los aparatos. Si se despega un bracket, una banda o un arco se sale del sitio, comer con normalidad será muy complicado. En caso de que esto suceda, hay que llamar inmediatamente al ortodoncista para que solucione el problema cuanto antes.

Las personas que llevan brackets o implantes pueden tomar, aunque con moderación, turrón blando y de chocolate, así como polvorones, frutas escarchadas o mazapán. 

El turrón duro, a pesar de ser más saludable por contener menor cantidad de azúcar (ya que su composición es en su mayoría almendra con miel, clara de huevo y un bajo porcentaje de azúcar), puede provocar microfracturas en los dientes (lleves o no ortodoncia o implantes), dañar los aparatos ortodóncicos y romper los empastes.

Aún así, es necesario extremar la limpieza oral después de comerlo y preferiblemente empleando un irrigador bucal que ayude a eliminar los restos que hayan quedado incrustados. De lo contrario las partes más pegajosas y duras se pueden quedar escondidas entre las encías y los brackets, lo que puede acabar provocando una inflamación.

No hay motivo para renunciar al chocolate, pero mejor optar por el que tiene un 70% de cacao. El chocolate negro posee propiedades cardioprotectoras, antioxidantes y está menos tiempo en contacto con los dientes porque se deshace antes en la boca. Además, contiene teobromina, que reduce la sensibilidad dental y contribuye a la remineralización del esmalte y la dentina.

-Hay que tener precaución con el marisco, empleando las pinzas y los útiles específicos para ello y evitando abrir las patas o cualquier elemento duro con los dientes, tanto aquellos que llevan ortodoncia como los que no, porque pueden dañar el esmalte y astillar o fracturar las piezas dentales.

-Los pacientes de ortodoncia deberán intentar evitar los alimentos “prohibidos” que abundan mucho en estas celebraciones: frutos secos, patatillas y snacks crujientes... La piña también suele tomarse en estas fiestas, pero es muy filamentosa, por lo que después de comerla hay que ser muy cuidadosos con la limpieza de la boca. 

-Evita el picoteo: La probabilidad de caries aumenta cuando el pH de la boca baja a 5,5. Estar todo el día comiendo mantiene la acidez baja, por eso picar entre horas aumenta el riesgo de caries. Si se va a tomar dulces es mejor hacerlo durante las comidas en lugar de estar picoteando constantemente.

-Precaución con las bebidas: Si consumes alcohol es mejor, en la medida de lo posible, decantarse por el vino tinto, ya que el blanco y el cava, son más agresivos para el esmalte y para el cemento de la raíz dental.

 También es frecuente que los niños sustituyan el agua por zumos o bebidas carbonatadas que, además de contener azúcar, tienen ácidos que pueden desgastar el esmalte dental. En la medida de lo posible, que tomen leche y agua.

-A pesar del cambio de rutinas tan habitual en estos días de fiesta no debemos olvidar las rutinas de higiene oral. Si vas a comer fuera de casa, lleva, por lo menos, un cepillo de viaje contigo (idealmente un kit de higiene dental con colutorio específico y seda dental).

Si no llevas ortodoncia y te has olvidado el kit dental, puedes masticar chicle sin azúcar después de las comidas, ya que favorece la producción de saliva y neutraliza la acidez de los alimentos. También resulta de utilidad masticar algunos tipos de fruta dura como la manzana (para que ejerza ese efecto de limpieza lo ideal es comerla a mordiscos para que realice un ‘barrido’ que limpie la superficie de los dientes y al masticarla se estimule la producción de saliva, que protege la boca frente al ataque de las bacterias).

Si llevas aparato, además del cepillo, deberías llevar un pequeño neceser con un colutorio con flúor, cepillos interdentales para eliminar los restos que se quedan atrapados y/o seda dental específica para brackets.

-Puedes viajar en avión con total tranquilidad si llevas ortodoncia o implantes, pues los brackets no pitan en los arcos de seguridad.

-Si vas a practicar deportes con riesgo de caídas como esquí, patinaje sobre hielo,.. hazlo con un protector bucal en todos los casos, pero presta especial cuidado ante posibles impactos si llevas brackets exteriores.

 

El último consejo, pero el más importante de todos, es llevar la sonrisa a donde quiera que vayas, pues tiene numerosos beneficios sobre el estado emocional, la salud y sobre la imagen que proyectamos a los demás, pero, sobre todo, nos hace sentir mejor, es contagiosa y el elemento más importante para que estas fechas sean una auténtica fiesta.

 

Sociedad Española de Ortodoncia

C/Colombia, 31, bajo dcha
28016
Madrid
España
T: 91 344 19 58
Enviar Mail Ver mapa más grande